Noticias

Creditos y Prestamos caracteristicas,curiosidades y recomendaciones

28 de marzo de 2012 general
22-03-12

Artículo escrito por Eva Llorca, experta de iahorro.com

Los créditos y préstamos personales son uno de los productos de financiación más solicitados por las familias. nos permiten disponer de dinero para gastos concretos como un viaje, pagar pequeñas deudas, la compra de un coche, etc. en comparación con otros productos de financiación, los requisitos son mucho menores, incluso algunas entidades no solicitan ningún tipo de documentación para poder gestionar la operación

La razón por la que este tipo de créditos y préstamos tiene la denominación de "personal" se debe a que no suele contar con una garantía especial para recobrar la cantidad prestada (hipotecas de inmuebles o pignoración de bienes muebles). la única garantía es la persona, con todos sus bienes presentes y futuros

Muy importante tener en cuenta que el banco, en caso de impago, podrá embargarnos la nómina, pero también nuestra vivienda si la tenemos. que sea una garantía personal no significa que no podamos llegar a perder nuestros bienes inmuebles, si  no respondemos de la deuda

Créditos personales, créditos al consumo y créditos rápidos: ¿cuáles son sus características?

Los créditos y préstamos personales se destinan a la compra de bienes y servicios al consumo como un vehículo, un ordenador, vacaciones o estudios. Su importe no suele ser elevado y para solicitarlo sólo será necesario justificar nuestros ingresos pero, en ningún caso nos comprometemos de manera particular con un bien concreto. así, la tramitación es más rápida que en el caso de los préstamos hipotecarios. También, a diferencia de estos préstamos, el tipo de interés suele ser más alto

Dentro de los préstamos personales existe una categoría especial: los créditos al consumo. se trata de un tipo de financiación para cubrir ciertas necesidades personales que se encuentren al margen de nuestra actividad profesional o empresarial. Su importe debe ascender, al menos, a 200 euros

Por otro lado, de un tiempo a esta parte la publicidad se ha visto invadida con un gran número de anuncios de entidades que ofrecen créditos rápidos (cuyo importe no suele ascender a más de 4.000 euros) y que se conceden en un plazo máximo de 48 horas y con apenas documentación. El DNI, una nómina, el número de cuento para ingresar el dinero solicitado y algún recibo que acredite nuestra residencia, serán más que suficientes para hacer efectivo el crédito rápido

En esta categoría tenemos los créditos Direct Cash de Cofidis, un crédito que te permite disponer de hasta 6.000 euros para lo que tú quieras y con la completa flexibilidad a la hora de abonar la cuota mes a mes o definir el plazo de devolución del crédito. O el crédito rápido Big Bank, hasta 10.000 euros

¿Préstamos o créditos?

Préstamo y crédito, ambos términos se utilizan indistintamente, pero lo cierto es que hacen referencia a contratos diferentes. El crédito suele ser habitual para disponer del dinero que nos dispone la entidad, a medida que lo vayamos necesitando y hasta una determinada cuantía. Una vez finalizado el plazo de tiempo acordado, tendremos que devolver la cuantía dispuesta, los intereses y las comisiones bancarias

El préstamo es menos flexible, ya que no podremos disponer de una cantidad de dinero durante el plazo acordado. El cliente recibe de una sola vez el dinero en un préstamo y nos lo obliga a devolver en los plazos e importes establecidos por contrato

Recomendaciones a la hora de contratar un crédito o préstamo personal

No cabe duda de que los créditos personales sean mucho más fáciles y cómodos de contratar, pero frente a otros productos de financiación, su coste suele ser superior. Por eso, es necesario tomar algunas precauciones antes de decirse por alguno de los productos que nos ofrezcan las entidades financieras. Hay que tener en cuenta que estaremos disfrutando de mayor flexibilidad, pero también estaremos asumiendo mayores riesgos

Antes de elegir, debemos hacer un buen análisis de los productos que ofrece el mercado. Utilizar un comparador de créditos nos facilitará la búsqueda de ofertas similares y nos ayudará a comparar más rápido condiciones y requisitos de cada producto

Valora tu situación económica y tu capacidad de endeudamiento y ahorro. Ante la mínima sospecha de que en un futuro no podrás asumir la amortización o devolución del crédito, reconsidera tu decisión para evitar posibles impagos

Antes de firmar el contrato, debes leerlo bien para asegurarte de que tus derechos están protegidos, que no firmarás ninguna cláusula que no entiendas o que no se haya aclarado con la entidad

(Idealista 23-03-2012)

 

Últimas noticias

Twitter